¿Buscas un limpiador diferente que cuide tu piel?

La mejor manera de conseguir formulaciones dermofarmacéuticas que garanticen resultados en la piel y que además sean respetuosos con ella, y cuiden su salud y aspecto, es la experiencia y la vocación de muchos años dedicados a la Dermofarmacia. Ofreciendo un consejo muy especializado, mediante la práctica diaria con pacientes y observando los resultados en la piel.

Así, Gema Herrerías, farmacéutica y amiga, ha desarrollado su propia línea dermofarmacéutica y ha lanzando su primer tratamiento. Un limpiador diferente que además de ser muy eficaz y un placer utilizarlo para la piel, para el tacto y para relajarnos cuando lo estemos utilizando. También es respetuoso con el manto hidrolipídico de la piel, la mima y le proporciona activos que mejoran su salud y aspecto a corto y largo plazo. Es perfecto y equilibrado, ni le faltan, ni le sobran ingredientes y ahora veamos por qué es diferente.

¿Que hace que este limpiador sea diferente y cuide tu piel?

No es un aceite limpiador más, ni una loción micelar, ni un gel.

Es un limpiador y desmaquillante al aceite 2 en 1, con aroma a limón fresco y relajante, y con una fórmula 100% natural. Dermatológicamante testada.

Es adecuado para desmaquillar y limpiar la piel en profundidad, a diario y para todos los tipos de piel. Pieles mixtas, pieles acneicas, pieles normales y secas, pieles sensibles, pieles con rojeces,… Y también es no comedogénico.

Limpia la piel, eliminando las impurezas adheridas del polvo, la contaminación, el sebo que produce nuestra propia piel, células muertas y maquillaje (incluso waterproof).

¿Cuáles son sus ingredientes?

INCI: Glycerin, Caprylic/Capric Triglyceride, Aqua, Argania Spinosa Kernel Oil*, Simmondsia Chinensis Seed Oil*, Prunus Amygdalus Dulcis Oil, Sucrose Laurate, Sucrose Stearate, Ricinus Communis Seed Oil, Parfum, Benzyl Alcohol, Dehydroacetic Acid, Alcohol, Limonene, Citral.

(*) Ingredientes ecológicos. Ingredientes de origen natural.

Como veis, contiene una mezcla de aceites vegetales de máxima pureza y de propiedades minuciosamente estudiadas:

  • Aceite de argán: nutritivo, reparador, regenerador y antiedad. Que además, estimula la producción de colágeno y elastina. Esta es la base del limpiador, aceite de argán, un aceite 100% puro de primera presión en frío y de máxima calidad. Compuesto por ácido oleico, ácido linoleico y otros ácidos grasos esenciales con propiedades nutritivas y altamente regeneradoras para la piel. Su alto contenido en vitamina E, le confiere a este limpiador-tratamiento la acción antioxidante.
  • Aceite de almendras dulces: nutritivo, calmante. Aporta elasticidad y flexibilidad a la piel.
  • Aceite de jojoba: con acción calmante y revitalizante.
  • Aceite de ricino: antimicrobiano, antiinflamatorio. Fortalece cejas y pestañas.
  • Caprylic/capric triglyceride: de acción emoliente y reparadora.
  • Glicerina vegetal: humectante e hidratante.

¿Cómo recomiendo utilizarlo?

Calentaremos una dosis o pulsación con las palmas de las manos (con esta cantidad es suficiente) del limpiador al aceite gh. y lo masajearemos con las yemas de los dedos por todo el rostro y ojos, realizando suaves círculos. Tras unos segundos, añadiremos agua tibia poco a poco, para formar una emulsión que retiraremos completamente con agua.

Además de limpiador, este aceite se puede utilizar a modo de mascarilla para las pieles más secas, dejándolo actuar unos 15 minutos y a continuación aclarando con agua.

También se puede utilizar para fortalecer cejas y pestañas. En este caso se aplica una pequeña cantidad de aceite, se deja actuar entre 30 y 60 minutos, y a continuación retirar con agua.

¿Por qué nos encanta?

  1. Algunos aceites limpiadores resultan excesivamente grasos y cuesta retirarlos completamente, o entran en los ojos resultando muy molestos por su alta densidad. O son demasiado fluidos y no consiguen arrastrar bien la grasa o los restos de maquillaje, sobre todo de los ojos. Este limpiador al aceite no resulta graso y tiene la viscosidad y la textura perfectas para arrastrar todas las impurezas del rostro y ojos. Además, no escuecen los ojos y se retira completamente con agua. Dejando la piel suave, con una sensación muy confortable y sin tirantez.
  2. Gracias a su composición rica en aceites vegetales que le aportan nutrientes que ayudan a restaurar la barrera cutánea, como son los ácidos grasos esenciales que acabamos de comentar y diferentes activos antioxidantes que protegen la piel mientras la limpiamos.
  3. Sin aportarle grasa al rostro, por lo que es adecuado, como decía al principio de este post, para todos los tipos de piel.  Siendo no comedogéncio. Y dejando la piel muy muy limpia.
  4. Su aroma suave y envolvente a limón convierten a esta rutina en un placer para los sentidos.
  5. Y un cuidado saludable en la rutina diaria del rostro, cuello, pestañas y cejas.

Dicho todo esto, habiendo visto su exquisita y a la vez sencilla, pero acertada composición, su textura, modo de aplicación y que podemos utilizarlo en todos los tipos de piel, sólo me queda decir que ¡tenéis que probarlo!

Para mí, ya es un imprescindible cada noche.

Pincha en la imagen para descubrir más sobre este limpiador-tratamiento.

¿Cómo podemos incorporarlo a nuestra rutina de higiene facial diaria?

La noche es el momento idóneo para una limpieza cuidada y en profundidad. Por eso, mi consejo es aplicarlo sobre el rostro seco, masajearlo, como hemos visto para eliminar toda la suciedad y/o el maquillaje. Y retirarlo con agua.

A continuación, para tonificar la piel y finalizar la limpieza correcta en dos pasos, os recomiendo terminar con un tónico o agua micelar. Por ejemplo, para continuar con esta acción beneficiosa y antioxidante y el aroma a limón tan agradable y refrescante, podéis utilizar el agua micelar Sehaqui.

Y por la mañana, tenéis diferentes opciones:

Quizá las pieles más secas prefieran utilizar de nuevo el limpiador al aceite gh.

O algunas pieles, prefieran repetir sólo el paso del agua micelar.

Si sois de los/las que os gusta ir rápido por la mañana con un limpiador fresco que se retire con agua, en ese caso, os recomiendo como limpiador para el día, las espumas de Sehaqui. También con una fórmula 100% natural, sin jabones para no resecar ni arrastrar el manto hidrolipídico de la piel. Y tenéis dos tipos; la de pieles mixtas-grasas con activos vegetales astringentes que purifican la piel y previenen la aparición de imperfecciones. O la de piel normal-seca, que le aporta confort limpiando la piel suavemente, para aplicar nuestros tratamientos habituales a continuación.

Gracias por estar ahí y os espero en la próxima entrada del Blog.

Aquí tenéis un breve vídeo con la textura y modo de aplicación de este limpiador.

About Maria Paz Arnau Ferragut

Licenciada en farmacia. Postgrado Especialista en Ortopedia, Postgrado Especialista en Dermofarmacia, y Titulación para la elaboración de SPD.

2 Comentarios

  • Gema Herrerías dice:

    Muchas gracias Paz!

    • Maria Paz Arnau Ferragut dice:

      De nada Gema Herrerías.

      Es un limpiador y tratamiento excelente, con una fórmula, textura y aroma muy cuidados y se nota muchísimo la diferencia en la piel.
      Y por la experiencia de algunas usuarias que ya lo han empezado a utilizar, nos dicen que notan mejor incluso las manos, al aplicarlo, también les hidrata.

      Un fuerte abrazo,
      Paz.

Deja un comentario

Tu email no será publicado.

8 + 2 =