Este no es un post más sobre manchas

Las manchas en el rostro son un tema recurrente de consulta en la farmacia y es sobre todo, después del verano, cuando más nos preocupan. Cuando realmente nos deberían preocupar antes del verano y antes de que apareciesen. Pero, evidentemente, no siempre se pueden prevenir y en algunos casos incluso haciendo una buena prevención, pueden llegar a aparecer.

Por eso, en el post de hoy quiero recalcar algunas diferencias importantes respecto “al tema manchas”. Y daros unas pautas generales, aunque el mejor consejo siempre es elaborar una rutina personalizada, pero pueden ayudaros a mejorar los resultados. Y establecer unas pequeñas diferencias según cuál sea vuestro tipo de piel. Poniendo ejemplos con distintos tratamientos dermofarmacéuticos seguros, eficaces y con los que hemos comprobado resultados.

♦ Lo primero que debemos saber es que no todas las manchas son iguales, encontramos las manchas o hiperpigmentaciones melánicas, melanocíticas y por otras causas.

Las melánicas están causadas por aumento en la producción de melanina y son las pecas, el melasma o las hiperpigmentaciones post-inflamatorias como pueden ser por ejemplo, las marcas residuales o cicatrices de acné. Es en este tipo de manchas en las que podemos utilizar tratamientos despigmentantes y obtener resultados. Y dependiendo de otros factores como son; el tipo de piel, la profundidad de la mancha, etc… serán más o menos satisfactorios.

Tanto en las melanocíticas, como en las producidas por otras causas, no están indicados los despigmentantes. Las melanocíticas son aquellas producidas por un aumento del número de melanocitos; como son los lunares o léntigos. Y las hiperpigmentaciones producidas por otras causas, son por ejemplo; por extravasación sanguínea o depósitos de otras sustancias.

♦ Dicho esto, hay 5 puntos clave en el tratamiento de las manchas; ya que éste no debe consistir sólo en aplicar un despigmentate y olvidarnos. Porque así, no conseguiremos resultados óptimos y puede ser incluso contraproducente y agravar más las manchas, si no combinamos los despigmentantes con otros cuidados y tratamientos.

¿Qué cosméticos debemos utilizar si queremos conseguir resultados sobre las manchas?

  1. Protección solar
  2. Antioxidantes
  3. Despigmentantes
  4. Exfoliantes
  5. Complementos alimenticios

♦ En los siguientes ejemplos de rutinas hablamos de manchas tipo; pecas, melasma, marcas residuales de acné…

IMPORTANTE:

***Si se trata de una mancha localizada, antigua, un léntigo solar, o que presenta relieve, o incluso que forme una costra y se rehaga, debéis visitar al dermatólogo.***

Y respecto a estas rutinas, son a rasgos generales. Podéis consultarme si tenéis alguna duda.

  • Rutina despigmentante para pieles jóvenes con manchas recientes:

Protección solar: debemos seleccionar un protector solar que sea adecuado a nuestro tipo de piel (por ejemplo; matificante, no comedogénico y oil-free si tenemos la piel mixta-grasa, o textura en crema si tenemos la piel seca) y que contenga filtros de amplio espectro para al menos la radiación UVB y UVA, para prevenir al máximo la pigmentación de la piel. Si vamos a realizar un tratamiento despigmenatante, debemos aplicar un SPF al menos igual o superior a 30, incluso en invierno y renovar la aplicación mientras estemos al aire libre.

Antioxidantes: debemos aplicar antioxidantes durante el día, para proteger la piel del daño solar causado por los radicales libres y también nos ayudará a tener la piel mas luminosa y el tono más uniforme. Si sólo aplicamos el despigmentante por la noche, no estaremos consiguiendo un resultado óptimo. Por eso, la combinación; despigmentante de noche y antioxidante de día, debe realizarse siempre en todos los tipos de piel.

Una opción que además aporta mucha luminosidad a la piel es la vitamina C de AlphaH en sérum, ideal para todo tipo de pieles. Puede aplicarse antes de la crema de día o directamente antes del protector solar.

También es una opción muy completa la emulsión C25 cream de Dermaceutic, que puede utilizarse como crema día y noche y además es no comedogénica y oil-free.

Despigmentantes: por la noche aplicaremos el despigmentante de manera progresiva, al principio noches alternas y poco a poco iremos aumentando, según tolerancia de la piel. Debemos realizar como mínimo 3 o 4 meses de tratamiento. Por eso, el otoño es un época ideal para comenzar.

Os dejo dos propuestas de tratamientos de noche, adecuados para estos casos:

La crema Renovación de Martiderm: tiene muy buena tolerancia incluso en todo tipo de pieles. Realiza una renovación suave de la piel por la acción de los alfahidroxiácidos. Y el hexilresorcinol, la ginesteína y el ácido fítico se encargan de la acción despigmentante y antioxidante.

Fluidos día y noche anti-manchas Lumilogie de Lierac (incluye dos tratamientos): en este caso aplicaremos uno de día antes de nuestro protector solar y el otro de noche, como crema de noche única si tenemos la piel normal-mixta, o como sérum antes de nuestra crema de noche, si tenemos la piel seca.

Exfoliantes:  Foamer15 de Dermaceutic es uno de mis tratamientos preferidos, se trata de un exfoliante químico. Es una espuma con un 15 % de ácido glicólico con la que limpiamos la piel y ayudamos a la renovación celular, a eliminar células muertas para que sean más efectivos los tratamientos despigmentantes y también ayudan a mejorar la textura, poro y tono de la piel, sin rascar, ni irritar la piel. La utilizaremos después de nuestro desmaquillante y limpiador desde 2 noches por semana en pieles más sensibles, hasta todas las noches durante los meses de invierno. Tiene muy buena tolerancia porque se retira de la piel, ya que se aclara completamente con agua y no se deja aplicada toda la noche. Se utiliza como una espuma limpiadora, evitando el contacto con los ojos.

Complementos alimenticios: a base de antioxidantes, licopeno y vitamina D. Hay muchos y debemos seleccionar el que mejor complemente nuestra dieta y nuestras necesidades.

  • Rutina despigmentante para pieles adultas/ manchas más profundas:  

Protección solar: repito las mismas recomendaciones que en la rutina anterior.

Antioxidantes: cuando queremos tratar una mancha que ya no es tan reciente es más complicado y tenemos que llegar a capas más profundas de la piel si queremos ver resultados. Por eso, os recomiendo las prebases regenerantes de Biomimetic, porque su fórmula altamente tecnológica permite que alcancen capas más profundas hasta donde llega toda la concentración de sus activos, sin degradarse, por lo que son altamente eficaces. La combinación de la prebase Antioxidante de día y la prebase Despigmentante de noche durante un par de meses. Y a continuación, sólo la prebase Despigmentante día y noche durante 3 o 4 meses, nos está dando muy buenos resultados.

biomimetic_despigmentante_red

Despigmentantes: Prebase Despigmentante de Biomimetic + Yellow Cream de Dermaceutic. Para tratar este tipo de manchas a todos los niveles, en capas más profundas y también a nivel superficial, os recomiendo combinar por la noche la prebase Despigmentante con la crema Yellow Cream de Dermaceutic a continuación (sólo noches alternas). Podéis aplicarla por todo el rostro o sólo sobre manchas localizadas, en caso de melasma, por ejemplo. Potenciaremos los resultados y veremos resultados más rápidamente.

Exfoliantes: para hacer una exfoliación química más profunda, os recomiendo a este tipo de pieles, utilizar entre 2 y 4 noches por semana a modo de tónico, después del limpiador habitual, Liquid Gold de AlphaH. Podéis aplicarlo días alternos, por ejemplo, una noche Liquid Gold, la otra Yellow Cream y como tratamiento de base todas las noche aplicaréis la prebase Despigmentante.

Como digo, es un ejemplo de cómo podéis elaborar una rutina completa y eficaz.

De esta manera estaremos ayudando a eliminar la pigmentación más superficial, a mejorar la textura de la piel y potenciaremos la eficacia del tratamiento despigmentante en todas las capas de la piel.

Complementos alimenticios: a base de antioxidantes, licopeno y vitamina D. Hay muchos y debemos seleccionar el que mejor complemente nuestra dieta y nuestras necesidades.

  • Rutina despigmentante para pieles sensibles:

Protección solar: repito las mismas recomendaciones que en las rutinas anteriores. Debemos seleccionar el más adecuado a nuestro tipo de piel, que sea superior o igual SPF30 UVA y renovarlo cuando estemos al aire libre.

Antioxidantes: los sérums Tergum Maximum H y N, con los que recientemente hemos realizado un estudio de eficacia con pacientes reales en la farmacia, son ideales también para pieles sensibles. Y mejoran la luminosidad, el aspecto de la piel, ayudan a regular y prevenir la pigmentación y también tienen acción calmante. Tenéis Tergum Maximum H para pieles normales y mixtas y Tergum Maximum N para pieles secas. Aplicaremos 3 o 4 gotas mañana y noche, después de contorno de ojos y antes de nuestra crema.

Aquí podéis visitar la entrada sobre los sérums Tergum Maximum.

Despigmentantes: la prebase Despigmentante que hemos comentado en la rutina anterior, es muy eficaz y tiene muy buena tolerancia, ya que es hipoalergénica y además de ser no comedogénica y oil-free, tampoco contiene perfumes. En pieles sensibles, recomiendo comenzar el tratamiento de forma progresiva; durante 1 semana, aplicarla por la noche, después del contorno de ojos y antes de la crema habitual, noche sí, noche no. Tras la primera semana, podéis comenzar a a aplicarla todas las noches, si veis que la piel responde bien. La tercera semana ya podéis comenzar a aplicarla también mañana alternas. Y la cuarta semana, podéis aplicarla mañana y noche de forma continua, al menos 3 meses más.

Exfoliantes: en este tipo de pieles, podemos sustituir el exfoliante químico, por un exfoliante enzimático, como Gente Daily Exfoliant de AlphaH.

Aquí os dejo el enlace al post anterior, donde os explicaba las diferentes formas de utilizarlo.

Y podéis utilizarlo, de 1 a 3 veces por semana, dependiendo del tipo de piel.

Complementos alimenticios: a base de antioxidantes, licopeno y vitamina D. Hay muchos y debemos seleccionar el que mejor complemente nuestra dieta y nuestras necesidades.

Espero que esta entrada os haya resultado útil.

¿Ya sabes cuál es la rutina más adecuada para tu piel?

¡Feliz día!!

About Maria Paz Arnau Ferragut

Licenciada en farmacia. Postgrado Especialista en Ortopedia, Postgrado Especialista en Dermofarmacia, y Titulación para la elaboración de SPD.

Deja un comentario

Tu email no será publicado.

− 3 = 1