La crema lavante: una alternativa al champú

Quizá hayas leído algo sobre el no poo, o el low poo. Dos tendencias naturales que buscan limpiar el cabello sin, o con la mínima cantidad, de champú. Es decir, sin utilizar tensioactivos espumosos.

Ya hace unos años Phyto nos propuso una alternativa al champú, mucho más suave y respetuosa, que al mismo tiempo ayuda a reparar, nutrir y limpiar el cabello y el cuero cabelludo sin utilizar jabones. Y utilizando como activos limpiadores la saponaria, una planta que ayuda a emulsionar y eliminar la suciedad, sin irritar el cuero cabelludo y sin dañar la fibra la capilar. Este primer tratamiento sin champú fue la crema lavante Phytoelixir, para cabellos secos, teñidos, lisos o rizados. Una limpieza semanal para lavar suavemente y nutrir el cabello. Que puede alternarse (o no) con el uso de un champú suave, un low poo, o con el no poo. En cualquier caso, puede incorporarse a la rutina de lavado del cuero cabelludo, ya que como sabéis lo que lavamos es el cuero cabelludo, que es donde se produce sebo, células muertas y es donde debemos limpiar. El resto del cabello o fibra capilar, se lava, al retirar estos restos de producto levante con el agua, sea cual sea la técnica utilizada para ello.

La tendencia del mercado, a diferencia de algunos años atrás, es a comercializar champús sin sulfatos y champús a base de ingredientes naturales, pero no todos los champús naturales están libres de jabón. Y en ocasiones si utilizamos ciertas técnicas de lavado sin utilizar un producto lavante, podemos no conseguir los resultados esperados, no limpiar correctamente, o equivocarnos con las cantidades utilizadas al combinar ácidos y bases para la mezcla.

Hoy os propongo incorporar a vuestra rutina habitual una crema lavante, tanto si utilizáis champú como si no lo hacéis. Y si además, tenéis el cabello seco, estropeado, castigado, quebradizo, encrespado o dañado, os encantará el resultado con la nueva crema lavante Phytokeratine Extreme de Phyto. Porque recuperará el brillo, la elasticidad y veréis la fibra más lisa y de tacto más suave. Se trata de limpiar el cabello y a la vez tratarlo, repararlo y nutrirlo para mejorar su calidad, aspecto, brillo y más en esta época del año, que está más castigado, proporcionándole una reparación extrema.

¿Qué conseguimos con la Crema Lavante Phytokeratine Extreme?

Con esta crema libre de champú (tensioactivos espumosos) evitaremos arrastrar en exceso la materia de la fibra capilar. Por lo que es ideal para cabellos dañados, que se rompen con facilidad. Al mismo tiempo, que eliminamos suciedad del cabello, lo estamos reparando; gracias a su composición vegetal que aporta a la fibra capilar la queratina vegetal, con 18 aminoácidos derivados del maíz, el trigo y la soja, reproduciendo de manera idéntica la queratina natural del cabello. Rellenando el cabello y “reponiendo” los aminoácidos perdidos. Y gracias al aceite de Buriti y al aceite de Baobab, también reponemos los lípidos que recubren la fibra, la nutren y le aportan brillo y elasticidad, ya que contienen ácidos grasos esenciales que evitan que el cabello quede seco y se deshidrate.

¿Cómo utilizarlo?

  • Sobre el cabello mojado: aplicar sobre el cabello húmedo, emulsionar, dejar actuar 1 minuto y aclarar con agua. Veréis que no hace espuma, pero igual lava, precisamente por eso no arrastra materia capilar, ni es agresivo. Y es compatible con cualquier cuidado capilar y rutina de lavado.
  • Sobre el cabello seco: aplicaremos raya a raya sobre el cuero cabelludo y una pequeña cantidad también de medios a puntas. Lo extenderemos como si fuera una mascarilla, masajeando en la raíces y continuación, extendiéndolo hacia la punta. Pasados de 2 a 5 minutos, emulsionaremos la crema con agua e iremos retirándola poco a poco con agua. Hasta aclararlo completamente. El resultado será un cabello reparado, suave, brillante y muy flexible. Os encantará.

Mis consejos de uso:

  1. Os recomiendo utilizar una vez por semana, como tratamiento intensivo, la crema lavante Phytokeratine Extreme.
  2. No es un champú, ni tan sólo un acondicionador, porque nutre y a la vez limpia.
  3. Podéis utilizarlo sobre el cabello mojado, o dejando unos minutos actuar sobre el cabello seco.
  4. Igualmente podéis utilizar 1 vez por semana, después de lavar el cabello, una mascarilla, para nutrirlo de medios a puntas en profundidad. En este caso, no la aplicaremos el mismo el mismo día que la crema lavante, ya que con ésta, ya estaremos realizando un tratamiento completo.
  5. La crema lavante, podéis alternarla, el resto de días que lavéis el cabello, con vuestro champú suave habitual, o con vuestro tratamiento de lavado sin jabón, o con vuestra rutina no poo. Ya que al no contener tensioactivos espumosos, podéis combinarla con cualquier rutina y además os servirá como tratamiento reparador en cabellos muy secos y castigados.
  6. Es ideal también para cabellos teñidos, dañados por el sol, que se encrespan, o con las puntas abiertas y estropeadas, por su alta capacidad reparadora.
  7. Si además, tu cabello es difícil de peinar y muy seco, te recomiendo aplicar a diario, una pequeña cantidad de la crema de peinado. No lo engrasa, ni apelmaza y permite aportarle hidratación para facilitar el peinado cada mañana, para tenerlo suave y brillante y evitar el encrespamiento.

Si queréis saber más sobre este tratamiento, podéis pinchar en la imagen, tenéis el enlace directo a la tienda online:

¡Feliz día!

About Maria Paz Arnau Ferragut

Licenciada en farmacia. Postgrado Especialista en Ortopedia, Postgrado Especialista en Dermofarmacia, y Titulación para la elaboración de SPD.

Deja un comentario

Tu email no será publicado.

− 1 = 9